Componentes de una interfaz web. El cuerpo de una página

  • 17 de octubre de 2005
  • Valoración:
  • 1 Comentarios
  • Guias de diseño
El cuerpo es la parte de la página web donde se presenta al usuario toda la información referente a los contenidos de la página.
El cuerpo de la página es la parte de la interfaz web que presenta a los usuarios información específica sobre un tema concreto. Por lo tanto, es la parte de la página que la identifica e individualiza frente a las demás de un sitio web.


Si el dintel identifica en sitio web y los sistemas de navegación permiten al usuario navegar por los contenidos del mismo, el cuerpo de la página va a ser el escaparate donde visualizará la información que anda buscando, el punto donde podemos comunicarnos con él directamente sobre una cuestión concreta y determinada.

Al ser la parte más importante de la interfaz, el espacio destinado a ella debe ser el mayor de todos, ocupando generalmente entre el 50% y el 85% del total. Su ubicación es siempre central, bajo el dintel (si lo hay) y al lado del menú lateral de navegación (si lo hay).

Los contenidos específicos del cuerpo de la página variarán según sea una página textual, un formulario, una ficha, una tabla o una página mixta, pero aparte de estas particularidades, que estudiaremos más adelante, existirán algunos elementos característicos de esta zona, que deberán estar presentes generalmente en todos los casos.

Por ejemplo, es habitual que el cuerpo central lleve un título que identifique claramente la página a la que ha accedido el usuario. Este título se situará en la parte superior de esta zona, y puede ser reforzado mediante un menú de navegación tipo "migas de pan".


El tamaño de las letras del título de página debe ser superior al del resto de los contenidos, de tal forma que destaque sobre ellos, efecto que puede aumentarse dando al mismo un color que le aporte un mayor peso visual. En este caso no es imprescindible que el título de página sea de mayor tamaño, siempre que por su contraste de colores destaque lo suficiente.


También es común diferenciar visualmente el cuerpo central del resto de la página, bien usando para el mismo un color diferente, bien dejando a su alrededor uno espacios vacíos que lo separen de forma clara del resto de elementos de la interfaz.


Todos los elementos gráficos que situemos dentro del cuerpo de página deben presentar un aspecto similar al del resto de elementos de la interfaz, respetando sus estilos generales de diseño.