Introducción a la digitalización de imágenes

  • 21 de febrero de 2005
  • Valoración:
  • 0 Comentarios
  • Guias de diseño
Vemos los tipos, tratamiento y formas de almacenamiento de las imágenes digitales.
La utilización de imágenes digitales en proyectos de diseño pasa necesariamente por la obtención de las mismas, su tratamiento y su almacenamiento en el formato gráfico adecuado. Este proceso se completa con una acertada gestión del material gráfico usado en el proyecto.


La obtención de las imágenes necesarias puede realizarse por diferentes medios, siendo los más comunes la digitalización de las mismas mediante escáneres, su obtención directa usando cámaras digitales o programas gráficos y su adquisición a empresas o particulares dedicados a esta labor, bien sea en CD’s temáticos o a través de los sitios web de las mismas.

Una vez obtenidos los originales adecuados, generalmente es necesario un proceso de tratamiento de los mismos para adecuarlos a las necesidades particulares de nuestra composición gráfica o página web, proceso que puede incluir cambios en el tamaño o resolución de las imágenes, obtención de alguna de las partes de las mismas, retoque o aplicación de filtros, etc.


Finalizado su tratamiento, será necesario almacenar las imágenes en el formato o formatos gráficos adecuados al proyecto. Si la imagen está destinada a ser presentada en pantalla deberemos guardarla preferiblemente en un formato sin pérdidas, que mantenga su calidad original, como BMP. Si va a ser utilizada en una composición impresa será conveniente almacenarla en uno de los formatos típicos de este medio, como TIFF. En caso de estar destinada a su inclusión en una página web, los formatos adecuados serán aquellos que reduzcan significativamente el peso del fichero manteniendo la mejor calidad posible, como GIF, JPG, PNG o SWG.

Por último, el material gráfico usado en nuestros proyectos debe ser recopilado y almacenado adecuadamente, siendo necesario para ello un proceso de gestión que defina la estructura de almacenamiento, los soportes utilizados, la confección y forma de los catálogos, etc, de tal forma que sea posible la conservación y la rápida recuperación del material gráfico utilizado.

Vamos a estudiar en este capítulo los principales mecanismos de obtención y retoque de imágenes digitales, concretamente los escáneres, las cámaras digitales, los programas gráficos y las tabletas digitalizadoras.