Introducción a la compresión GZIP de un sitio web

  • Por
Qué es la compresión por GZIP de un sitio web, cómo funciona y de qué manera ayuda en la optimización de la descarga de una página.
La compresión por GZIP es una de las posibilidades más importantes para optimizar un sitio web, para buscar un mejor desempeño en la carga de las páginas. Consiste en enviar los códigos del sitio en formato comprimido, para que ocupen mucho menos espacio y por tanto se transfieran por la Red de una manera más rápida.

Tenemos variar formas de definir que se envíen comprimidos los archivos de la página. La manera más normal es configurar el servidor web donde esté alojada la página, ya sea Apache, IIS o cualquier otro sistema, para marcar que se utilice alguno de los métodos de compresión para los archivos. Aunque en ocasiones asusta un poco eso de configurar el servidor web, os podemos adelantar que esa configuración es muy sencilla de realizar y a lo largo de los próximos artículos vamos a explicar detenidamente cómo realizarla de diversas maneras.

Otra manera de enviar los archivos comprimidos es programar nosotros mismos esta funcionalidad con algún módulo en tu página realizado en lenguajes del servidor como PHP. Este módulo que podrías programar se encargaría de comprimir los archivos y enviarlos comprimidos al cliente web, pero estas técnicas sólo serían recomendadas si no tenemos la posibilidad de configurar directamente el servidor web. En adelante veremos de qué maneras que se pueden enviar los archivos comprimidos con algún lenguaje de programación.

En definitiva, veremos maneras distintas de conseguir esta configuración y así cualquier persona, en cualquier ámbito de trabajo, pueda optimizar la distribución de los contenidos de su página con GZIP.

Ventajas de comprimir con GZIP

La ventaja de comprimir con GZIP nuestro sitio web es que será menos pesado en KB, lo que derivará a su vez en otras ventajas importantes:

  • Ahorro de ancho de banda / transferencia: nuestro sitio web enviará archivos comprimidos y por tanto, la transferencia que utilizará para enviar una misma página, será mucho mejor que si no estuviera comprimida. Al cabo del mes, sobre todo en sitios web con bastante tráfico, se obtendrá un ahorro considerable en transferencia.
  • Velocidad del sitio: los archivos comprimidos tardarán menos en llegar a sus destinatarios, por tanto el sitio cargará con mayor rapidez. Si estamos optimizando el sitio en busca de mejorar el tiempo de carga, la compresión con GZIP será una de las más importantes opciones que tendremos a nuestra disposición y podremos configurarla en pocos minutos.
  • Soporte en todos los navegadores actuales: hoy en día podemos estar tranquilos con la compatibilidad de la compresión con GZIP, puesto que todos los navegadores actuales la implementan.

En realidad, comprimir los archivos con GZIP siempre nos trae ventajas interesantes que harán que nuestro sitio web funcione más deprisa, por lo que resultará positivo en cualquier caso. El único marco que podría dar problemas es que el navegador que está utilizando el visitante no acepte compresión en las páginas, pero realmente en el panorama actual de navegadores eso es poco probable. Por tanto, a no ser que tu sitio web deba ser compatible con, por ejemplo, la versión 3 de Internet Explorer, puedes utilizarla sin problemas.

De cualquier forma, nuestro servidor puede enviar los archivos comprimidos sólo a los navegadores que soporten ese formato. Por lo que no debería preocuparnos ni tan siquiera esa posibilidad de un navegador no compatible.

Sitios web populares como Yahoo.com o Google comprimen las páginas con GZIP antes de enviarlas al cliente web, por lo que resulta claro que nosotros también debemos aprovechar esa posibilidad de optimización de la web. De hecho, no hacerlo, significa que estamos perdiendo una oportunidad muy buena para hacer que nuestro sitio sea más rápido.

Por poner un par de ejemplos, la portada de Yahoo.com en este momento ocupa 150KB, pero como se envía comprimida, en realidad sólo se transfieren 30 KB. DesarrolloWeb.com, el sitio donde estamos publicando estas informaciones, ocupa en su home page 78 KB y al enviarse comprimida la página por GZIP en realidad sólo se transfieren 18 KB. Esto quiere decir que estamos ahorrando más de un 75% de la transferencia que en principio sería necesaria si no lo comprimiésemos.

En el Manual de compresión web con GZIP estamos publicando diversos artículos en los que mostraremos más detalles sobre este modo de optimizar páginas web, así como tutoriales para configurar nuestro servidor web de varias maneras distintas.

En el próximo artículo veremos cómo funciona la compresión GZIP en las comunicaciones entre cliente y servidor web.