Degradado lineal, linear-gradient de CSS3

  • Por
  • 04 de mayo de 2011
  • Valoración:
  • 2 Comentarios
  • CSS
Explicación detallada de los degradados lineales de CSS3 que conseguimos con la propiedad linear-gradient. Crear degradados de colores, que se distribuyen en un gradiente lineal.
El degradado de colores más sencillo que podemos crear es el degradado lineal. Con CSS 3 se pueden especificar con tan solo definir una serie de parámetros en la propiedad linear-gradient, que nos permiten configurar todo tipo de gradientes de dos o más colores, sin la necesidad de usar imágenes.

En el pasado artículo del Manual de CSS 3 estuvimos haciendo una presentación inicial de los degradados CSS3, que nos servirá para conocer básicamente los tipos de degradados y ver un par de ejemplos. En este artículo veremos con detalle la construcción de los degradados lineales, que resultan bastante potentes y atractivos para decorar cualquiera de los elementos de un sitio web.

Veremos además diversos ejemplos que estamos seguros clarificarán las distintas posibilidades de construcción de degradados, pues, aunque no resulta difícil de conseguirlos, existen muchas variables que nos pueden ayudar a crear infinitos tipos de degradado con solo la definición de un atributo de estilos CSS.

Sintaxis de creación de degradados lineales

Así pues, después de haber leído la introducción a los degradados CSS3, veamos en líneas generales cuál sería la sintaxis para la construcción de un degradado lineal.

background: linear-gradient(parámetros);

O bien:

background-image: linear-gradient(parámetros);

Como vemos, para asignar un degradado a un elemento, tenemos que utilizar la propiedad linear-gradient sobre un atributo background, o background-image. Todos los elementos que soportan imágenes de fondo permiten también colocar degradados de fondo. Además, tendremos que indicar una serie de parámetros variables para la creación del degradado, que son los que realmente tienen alguna dificultad de entender. Estos parámetros son los siguientes:

A) Origen-y/o-angulo del degradado:
El primer parámetro sería el origen desde donde comenzará el degradado y/o el ángulo de disposición del gradiente de color. Podemos decir que el degradado comience desde arriba, abajo o desde una esquina cualquiera. Por defecto los degradados serán distribuidos en un gradiente en línea recta, pero además podemos indicar un ángulo distinto con el que se vaya produciendo el gradiente de color.

B) lista-de-colores y opcionalmente, el lugar hasta donde se debe mostrar cada uno:
Luego colocaremos los colores, todos los que queramos, que deben utilizarse en el degradado, separados por comas. Además, si lo deseamos, podemos definir las paradas de color "color stops", que consiste en declarar el lugar desde donde debe empezar el gradiente del color.

Para poder entender mejor todo esto, lo más fácil es ver una una serie de ejemplos. Todos ellos los podemos visualizar en una página aparte.

Nota: Por favor, tener en cuenta que el ejemplo se debe ver por el momento en las versiones más modernas de los navegadores. De momento lo podremos ver en Opera, o los browsers basados en Webkit, como Google Chrome o Safari, o navegadores basados en Mozilla, como Firefox.

background: linear-gradient(orange, pink);

Esto hace un degradado desde el color naranja hacia el rosa. Todos los demás parámetros quedarían con sus valores predeterminados y el resultado sería que el degradado se realiza en toda la altura del elemento, de arriba a abajo, en un gradiente vertical, comenzando el naranja en la parte de arriba y acabando en rosa en la parte de abajo.

Nota: En realidad, tal como se explicó en el artículo anterior, para que los ejemplos funcionen en esto momento, tenemos que escribir las etiquetas de estilos propietarias de cada navegador. Así que el estilo anterior, en realidad en nuestro ejemplo está escrito con los atributos de estilos propios de cada navegador, que son los que funcionan actualmente:

background: -webkit-linear-gradient(orange, pink);
background: -moz-linear-gradient(orange, pink);
background: -o-linear-gradient(orange, pink);
background: linear-gradient(orange, pink);

También conviene colocar el atributo original linear-gradient, que es el que funcionará cuando CSS 3 sea un estándar de implementación recomendada por el W3C.

background: linear-gradient(top left, #fff, #f66);

Este degradado comienza en la esquita superior izquierda y se crea un gradiente que va hacia la esquina opuesta. Por tanto, el degradado formará un gradiente oblicuo, en diagonal desde la esquina superior izquierda, donde estaría el blanco (#fff), hasta la esquina inferior derecha, donde estaría el rosa (#f66).

background: -webkit-linear-gradient(180deg, #f0f, #f66);

Este degradado define su dirección por medio de un ángulo expresado en grados. 0 grados haría que el degradado comenzara en la parte de la izquierda y 180deg indica que el degradado empezaría justo por el lado contrario, es decir, por la derecha. De modo que en la parte de la derecha tendríamos el color morado y en la izquierda tendríamos el rosado.

background: linear-gradient(#00f 50%, #000);

Este degradado tiene lo que se llama un "color stop" es decir, una parada de color, que está asignada con el 50% en el primer color. Quiere decir que el primer color estaría homogeneo (sin degradado) hasta el 50% del tamaño del elemento y que luego comenzaría a degradarse hacia el segundo color.

background: linear-gradient(45deg, #66f, #f80, #ffc);

Este degradado tiene una disposición en diagonal, por los 45 grados que se han definido. Además, podemos ver que hemos definido más de dos colores en el degradado. Podemos poner tantos como queramos, separados por comas. Como no hay "color stops" los tres colores se distribuyen de manera equitativa, desde la esquina inferior izquierda hasta la superior derecha.

background: linear-gradient(45deg, #66f 10%, #f80 30%, #ffc 60%);

Este degradado se hace también en diagonal, desde la esquina inferior izquierda, igual que el anterior, pero hemos definido una serie de paradas de color (color stops), con lo cual la distribución del gradiente no es homogénea. El primer color empezaría a degradarse hacia el segundo cuando se llega al 10% del tamaño del elemento. El degradado hacia el segundo color se completaría al llegar al 30% y a partir de ese punto empezaría a degradarse hacia el tercer color. El degradado entre el segundo y tercer color se realizaría desde el 30% al 60% del tamaño del elemento y se completaría cuando estamos en el 60%. A partir de ese último color stop (60%) tendríamos el último color de manera homogénea hasta el 100% del tamaño. Por tanto, el color predominante veremos que es el tercero, que tiene un 40% (100% del elemento - 60% del espacio donde veremos degradados) del espacio para mostrarse con su RGB tal cual fue definido.

background: linear-gradient(45deg, #66f 160px, #f80 180px, #ffc);

Este es el mismo degradado que el anterior, pero con paradas de color distintas. Además, estamos definiendo esos "color stops" con medidas en píxeles en lugar de porcentajes.

Nota: se aconseja no mezclar unidades CSS distintas en las paradas de color, como podría ser:

background: linear-gradient(left, #66f 60%, #f80 50px)

Porque en ese caso, dependiendo del anchura del elemento, la segunda parada de color, con 50px, podría estar en un punto anterior al 60% de su tamaño, lo que podría provocar que la distribución del gradiente de color fuera imposible de realizar.

background: linear-gradient(left, #f00, #f80, #ff0, #0f0, #00f, #60f, #c0f);

Este degradado, que empieza en la izquierda y con un gradiente recto hacia la derecha, tiene varios colores, los del arcoiris.

Será muy útil ver estos degradados en marcha en una página aparte. Los veremos bien siempre que dispongamos de un navegador compatible con esta nueva característica de las CSS3. Para quien no disponga del navegador adecuado, puede ver la muestra en la siguiente imagen:

Paradas de color

Como hemos visto, las paradas de color, o "color stops" permiten alterar bastante los degradados incluso trabajando con los mismos colores. Para definirlas se debe tener en cuenta la línea imaginaria de distribución del gradiente de color. Al principio de esa línea tendríamos la distancia 0% y al final del elemento tendríamos la distancia 100%. El color inicial siempre comenzaría en el espacio del 0% y se completaría el degradado llegando al color final en el espacio del 100%.

Nota: Si estamos trabajando con otras unidades, por ejemplo píxeles, que son perfectamente posibles en las paradas de color (siempre que no mezclemos unidades, pues no es recomendable), al principio tendríamos 0px y al final tendríamos Xpx siendo X el tamaño de esa línea de degradado desde el principio hasta el fin.

Aunque el degradado comience de 0% a 100%, las paradas de color las podemos poner en cualquier punto, incluso puntos que estén fuera de ese intervalo. Por ejemplo, nada nos impide poner una parada de color en 120%, lo que significaría que el color al que asignamos esa parada no llegaría a verse degradado completamente en el espacio del elemento. Es decir, si la parada de color está fuera del intervalo, no llegaríamos a ver el RGB exacto al que tendería el degradado, porque estaría fuera del espacio del elemento.

En el siguiente artículo comentaremos los degradados lineales con repetición.

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Comentarios

Roberto

07/2/2012
No entiendo lo de los grados
No pueden ayudar a entender mejor eso de los grados es que no los pude entender.

JUAN EUGENIO PLANELLES LAZAGA

27/9/2012
Degradado lineal
IMPRESIONANTE!

Compartir